Cuidado de las piezas

Todos los diseños que puedes encontrar en BISÚ están elaborados con piezas (cadenas, anillas, mosquetones…) libres de níquel y plomo. Ambos elementos están prohibidos en la Unión Europea y en Estados Unidos por ser perjudiciales para la salud.

Para que tus piezas aguanten como el primer día el mayor tiempo posible te recomiendo lo siguiente:

  • Procura mantenerlas en su cajita o en un joyero: protegidas del polvo del ambiente y la suciedad. Si las guardas de forma ordenada evitarás que se enreden o rocen entre ellas y se deterioren.
  • Procura no mojarlas y no ducharte con ellas: si las piezas se mojan una vez no pasa nada, pero si quieres que los baños duren lo máximo posible (tanto si se trata de latón chapado en oro como de plata de ley chapada en oro) o que la resina no se estropee es mejor mantenerlas alejadas de cremas y perfumes. Nuestros diseños no están ideados para llevarlos continuamente (salvo los de plata de ley), siempre os recomiendo que os los quitéis para ducharos.

Las piezas de latón chapado en oro o con acabados en plata vieja puedes limpiarlas con un trapo suave de algodón para retirarles el polvo, restos de grasa o sudor.
Las piezas de plata de ley que permanecen al aire libre mucho tiempo se terminan oxidando (se ponen rojas, amarillas o grisáceas). Puedes limpiarlas con un pañito para limpiar metales (específico para plata) que las devolverá a su estado original.